lunes, 11 de septiembre de 2017

Un pasito p'alante, María...


De los creadores de footing, jogging y running, ahora llega a nuestras calles el power walking. Vaya, eso que toda la vida de Dios se ha denominado caminar. Es por ello que no sería de extrañar que a los gilipollas terminemos llamándolos a no mucho tardar filólogos aficionados de salón.

(Power walkingman no hay camino...)

1 comentario:

carlos parejo dijo...

Pues si. El siglo XXI está lleno de bautizos de inventos, todos en inglés que queda más mono y atrayente